skip to Main Content
652034616 info@nepalsonrie.org

El documental “El último reino perdido” cuenta el viaje del periodista y escritor Folco Terzani a la ciudad de Mustang,  donde su padre viajó años atrás para enfrentarse a un cáncer terminal. Al igual que él, allí se encuentra con el último rey, que perdió su trono al desaparecer el reino de Mustang como tal y convertirse en una provincia más de Nepal. Durante la entrevista en el estudio madrileño La Bocina, donde terminan de pulir la película, Folco habla de sus experiencias durante el rodaje, con algunos pequeños incisos del director, guionista y productor Larry Levene.

mustang.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Cómo surgió el proyecto? ¿Cómo contactó Larry contigo?

Folco Terzani: Bueno, creo que Larry fue un día al cine, aquí en Madrid, y vio una película sobre un padre hablando con su hijo y dijo: “me parece que conozco a ese tío, al hijo, lo conozco”. El padre hablaba sobre Mustang porque es un sitio que le encanta, y entonces se dio cuenta de que me había conocido algunos años atrás. De alguna manera consiguió mi número después de muchos años y me dijo: “mira, tengo la idea de hacer un documental en Mustang y estaría muy bien que la historia fuese que tú fueras allí siguiendo los pasos de tu padre, porque tu padre te habló de ello”.

Por eso en la película hay una parte bastante grande sobre Mustang, porque mi padre hizo un viaje allí y fue muy importante para él, así que me contó sobre ello. Lo cual es bastante raro, porque Mustang no es un sitio muy grande, la mayoría de la gente no habla de ello mucho. Así que cuando lo vio en la película, pensó: “ésta es la mejor manera para filmar el documental que quiero hacer sobre Mustang, tenemos un hijo tratando de ver lo que su padre hizo allí”.

Larry Levene: Sí, antes de lo que te ha contado Folco, el proyecto surge durante el rodaje de la película Katmandú, un espejo en el cielo dirigida por Icíar Bollaín, de la cual yo era productor. Estuvimos allí cinco meses y parte de la película se rodó antes de entrar en el alto Mustang. Y mientras estábamos grabando allí, surgió el interés.  Yo conocía ya sus historias y su belleza, y realmente quería ir a Mustang. No pude ir durante el rodaje, porque un rodaje es una locura en la que no te puedes despistar ni dos horas, pero me quedé con la idea de construir una historia. Y en alguno de los sitos donde estuvimos alojados en el bajo Mustang, contacté con un hombre cuyo padre, de joven, había sido el administrador del rey, y él había crecido junto con el último príncipe. Le pedí que nos pusiera en contacto y ahí surgió el proyecto. Cuando estaba desarrollando la historia fui al cine, vi la película y pensé: “esta historia la haremos entre Folco y yo.”

mustang2.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Tenías alguna expectativa antes de empezar el viaje?

Folco Terzani: Bueno, mi padre me habló muy bien de este lugar, pero ya ha pasado mucho tiempo, más o menos veinte años. Realmente no esperaba mucho, porque conozco bastante lo que ha pasado últimamente: incluso los lugares más remotos del mundo han sido invadidos por la modernidad. Ya no hay ningún lugar aislado. Así que yo no creía mucho en este tal Mustang.  Por eso cuando Larry me llamó yo estaba como: “bueno… a lo mejor…”. Pero no estaba demasiado interesado, porque he ido a la India muchas veces, también al Himalaya. No estaba seguro de que Mustang fuese a seguir siendo especial. Pero al final pensé: “bueno, es mejor ir que no ir” (risas). Es mejor intentarlo. Es mejor embarcarse en otra aventura en el Himalaya que quedarse en casa un mes. Así que fui. Y los primeros tres días estaba decepcionado, pensé: “esto ya lo he visto, es lo mismo de siempre, todo el mundo quiere volverse moderno. Los mismos pueblos, con la llegada de la electricidad y de las televisiones”.

 Pero tengo que decir, que el día que realmente entramos en Mustang, el Mustang prohibido, el lugar en el que necesitas permisos y está cerrado, ese primer día me dije: “guau, este sitio mola”. En ese momento pensé: “esto es especial”. Porque realmente preservaba cosas que no había visto antes. Todavía había un gran sentido del pasado.

mustang3.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Qué diferencias notaste entre lo que te había contado tu padre y lo que realmente viste?

Folco Terzani: La mayor diferencia es, por supuesto, la carretera. Y ése es realmente el sentido del documental. Porque cuando mi padre fue allí creo que le llevó varios días o una semana llegar a la capital a caballo. Así que puedes imaginarte que haciendo un viaje así, el viaje ya te cambia. Ya no vamos a caballo durante varios días, cogemos el tren o algo así. Llegamos a la otra punta del planeta en horas. Hacer ese viaje tan largo y tan despacio no es lo normal. Pues ya no era posible. Me refiero, ya había  sido construida una gran parte de la carretera. Aunque aún no estaba terminada, había bastantes zonas ya construidas, así que lo que había sido un camino en las montañas para caballos, era una carretera. No era realmente una  carretera, negra y de cemento: ninguno de nuestros coches podría ir por allí. Pero ellos tenían unos enormes jeeps indios (risas), e incluso cuando los jeeps no podían llegar, tenían unos camiones todavía más grandes.

mustang-4.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

Pero tú también viajabas a caballo.

Folco Terzani: Parte a caballo y parte a pie. Pensé que podría ir sin zapatos, porque me gusta ir sin zapatos. Así que me dije que este era el mejor momento para hacerlo, que mejor lugar que allí, en las montañas. Desafortunadamente, fue una mala decisión (risas). Porque habían hecho esa maldita carretera. Así que estaba andando sobre esas terribles rocas casi todo el tiempo. Y las veces que salimos de la carretera y nos metimos por las montañas, fue fantástico. Allí es donde verdaderamente está la esencia, y donde verdaderamente está Mustang. Creo que ya no tiene mucho sentido, una vez convierten los caminos en carreteras, andar sobre ellas. Simplemente ya no es tan romántico. Lo que es bonito es el camino. Y éste es el problema, porque van a acabar construyendo carreteras donde antes estaban los caminos.

mustanf5.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Qué destacarías de lo que te ha transmitido al antiguo rey de Mustang?

Folco Terzani: Bueno, Mustang tiene dos grandes poderes: el primero es el poder religioso de los monjes y el budismo tibetano, y el otro es el poder de los reyes. Yo esperaba en estar más interesado en el lado religioso. En realidad, lo más interesante con diferencia era el rey. Su aura, su personalidad…  ¿Qué fue lo que realmente me dijo? Es una pregunta curiosa, porque en realidad no habló. Casi que es demasiado viejo (risas). Lo que me impresionó es que realmente se siente como un rey. Yo nunca había conocido a un rey antes, pero él de verdad se siente como si fuese el jefe del lugar. Aunque ya no hable, aunque ya no sea rey, pero estaba ahí sentado con su corte. Todavía vive como si fuese un rey, y todavía tiene actitud de rey. Me encantó, creo que es un tío genial. Me inspiró a darle un gran discurso, así que le di uno largo e inesperado. No me lo había preparado, y acabé hablándole de lo que pensaba sobre Mustang (risas). Pero no me dijo nada (risas).

mustang6.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Qué respuestas estáis recibiendo?

Folco Terzani: Bueno, la película todavía no está acabada. Hoy hemos acabado de rodar la voz. Todavía tenemos que ponerle sonido, música…  En una semana o dos estará terminada, pero puedes peguntarle a Larry.

Larry Levene: a principios de enero de 2014

Folco Terzani: Creo que aún no hay respuesta. Aunque estoy tratando desesperadamente de que Larry me enseñe cómo está quedando. Deberías preguntárselo a Larry. Él es el jefe.

Larry Levene: Por el momento, el documental ha sido adquirido por Servus TV, una televisión alemana que tiene una programación de gran calidad, propiedad de Red Bull. Se va a estrenar en Austria, Alemania, Luxemburgo y la Suiza de habla alemana. Y por parte de TVE. Pero todo está sin empezar todavía, porque aún no está terminado y han sido precontratos. En cualquier caso, intentaremos estrenar en el cine en Madrid y en Barcelona.

mustang8.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

Folco Terzani: Yo creo que no. Se ha hablado mucho sobre India durante estos años. EL yoga se ha vuelto muy popular (risas), y la gente sabe mucho sobre el Tíbet. Mucho. Y de China, por supuesto. Nepal está metido entre medias y creo que lo único que la gente sabe sobre Nepal que es que pueden ir allí a hacer trekking y que el Himalaya está allí. No sé, es como un pequeño lugar entre los dos gigantes de China e India, como una mezcla de los dos. Particularmente, Mustang es como una isla de budismo tibetano en medio de una zona básicamente hindú. Es como ir a un país completamente diferente: los colores son diferentes, la gente es diferente -incluso físicamente- el idioma es diferente…

¿Habéis pensado en el proyecto como un documental divulgativo?

Folco Terzani: De nuevo, eso es una pregunta para el jefe.

Larry Levene: No. Es un documental narrativo. Es una historia, un viaje. Por lo tanto gira muy en torno a los personajes.

mustang9.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Tuvisteis algún problema durante el viaje?

Folco Terzani: Supongo que depende de cómo lo veas. Para mí, la carretera era un problema. Pero para ellos, por supuesto que la carretera era algo bueno, así que eso era el principal enfrentamiento: ¿es bueno es malo?

Evidentemente, si miras el mundo de forma global, desearías, por el bien de la diversidad, que algunos lugares se quedasen antiguos y otros se renovasen para que hubiese de ambos estilos. Pero claro, ya nadie quiere seguir siendo viejo, todo el mundo quiere modernizarse. Desde un punto de vista externo, te gustaría que estos lugares se preservasen porque es lo que los hace especiales. Desde su punto de vista, lo más interesante que hay es internet. Quieren meterse en la World Wide Web y que el mundo los escuche y ellos recibir noticias del mundo. No quieren estar aislados. Pero, el aislamiento es lo que los hace especiales y es probablemente lo que ha distinguido siempre a Mustang. Lo que nos lleva a este extraño fenómeno que nadie ha explicado todavía: nadie sabe exactamente por qué, pero es un sitio muy pequeño y tiene más de 10.000 cuevas. ¿Por qué hay más de 10.000 cuevas hechas por los hombres en un minúsculo sitio en la montaña? Podrías barajar millones de respuestas pero es muy complicado adivinar el por qué. ¿Se estaban escondiendo de algo, había animales de los que se escondían o es un sitio que ha estado siempre escondido del mundo?

Sin Mustang fuese un país independiente, Lo Mantang sería la segunda capital más elevada del planeta. Creo que es la capital más elevada del mundo, junto con la Paz en Bolivia. A lo mejor esto la hace especialmente atractiva a gente que quiere alejarse del mundo y del ruido y meditar. Es lo que caracteriza a Mustang. Las cuevas parecen tener unos pocos millones de años, pero incluso después el budismo atravesó Mustang para entrar al Tíbet. El primer monasterio se construyó allí. Era extremadamente atractivo incluso para los budistas tibetanos, les gustaba estar allí. A lo mejor esa zona es especial para esta clase de personas. Así que es una pena, desde mi punto de vista, que se vuelva como cualquier otra zona e intente globalizarse. Porque la verdadera conexión que parece tener tradicionalmente es con Dios y con el silencio.  Y no con el ruido mundano. Es su elección y el ruido se acerca (risas). Pero como diría Larry, no se acerca rápidamente porque es un camino difícil.

mustang10.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿Hay algún otro proyecto similar al vuestro que te guste especialmente?

Folco Terzani:  Buena pregunta. Casi no veo películas, así que no sé (risas).Hace diez años estrenaron un documental precioso, Ganges Blues…pero  ahora mismo no lo sé. Creo que la gente intenta buscar lo próximo que sea más interesante. El budismo tibetano lleva ya bastante tiempo sobre el mapa y lo mismo pasa con la India, el yoga, la espiritualidad… Así que creo que la búsqueda es la novedad. Lo más interesante para mí no fue un documental, sino un libro. Se llama Born to Run. Es una historia fascinante sobre una tribu escondida de México de corredores de larga distancia. Ha salido hace poco en España. Es fantástico porque enseña una parte del mundo sobre la que normalmente no pensamos. Generalmente pensamos en la India y el Tíbet, y es muy interesante porque es una historia completa en otro lugar, y habla de algo que en realidad nadie conoce. Otro gran libro que me gusta es uno llamado Shantaram, que habla sobre la India pero no sobre la espiritualidad, sino sobre violencia,  modernidad y la mafia india. Así que tienes que mirar las mismas cosas desde un punto de vista diferente. La India, el Tíbet y la espiritualidad es una conexión que se ha establecido desde los años 60 o antes, así que o le das la vuelta o lo encuentras en otro lugar.

mustang11.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

¿En qué estás trabajando ahora?

Folco Terzani:  Ahora mismo, estoy trabajando en una película india (risas). Tengo que decir que personalmente estoy menos interesado en la historia del desarrollo de la India porque conozco por lo menos la primera parte de la historia. Pero estoy interesado en la parte antigua, porque no puedo vivirlo, como puedo hacerlo todavía en lugares lejanos de India o Nepal. Y eso es lo que me gusta de ir a allí, así que eso todavía me fascina. Allí eso continúa vivo. Lo están machacando, pero sigue vivo. Probablemente más vivo que aquí, aunque creo que va a morir allí y renacer aquí. Como nos cansamos de lo que tenemos, esa espiritualidad va a volver a nosotros y como ellos se cansarán de lo que tienen allí, se volverán materialistas.

mustang13.jpg

Foto: © “Mustang, el reino perdido”

 

yaiza.jpg

Share This
Back To Top