Saltear al contenido principal
Carta De Un último Día De Voluntariado

Carta de un último día de voluntariado

La carta de un último día de voluntariado que hemos recibido constata una teoría. En la mayoría de las ocasiones, las personas que van a hacer el voluntariado tienen unas sensaciones y sentimientos distintos a los habituales. Algunos escriben estos sentimientos. Y unos pocos los comparten con nosotros. Hemos recibido una carta de un voluntario o voluntaria (quien sea es lo menos importante) y, con su permisu, hemos creído conveniente compartir un estracto con nuestros visitantes.

Los que hemos ido, entendemos a la perfección estas palabras. Estos sentimientos. A los que aún no habéis ido a Nepal, ya estáis tardando:

Carta al equipo de Nepal Sonríe:

“(…)Los niños están genial, encantados y nosotros más que ellos, hemos creado un vinculo que no se puede describir con palabras… y aquí es donde quería llegar.
 
Ya tendré tiempo de comentarlo con vosotros personalmente e incluso via e mail, pero os tengo que dar las gracias mas sinceras por haberme dado esta oportunidad…. La oportunidad de vivir una de las experiencias mas increíbles de mi vida….
 
No sé que ha pasado en mi cabeza, en mi mente, en mi cuerpo, en mi corazón, pero esto me ha tocado, aquí hay mucha magia, una magia que hay que sentir, comprender y vivir.
Cada uno de estos niños tiene algo que no se puede explicar, que me han transmitido dia a dia, abrazo a abrazo y besito a besito.
 
Vosotros me entendéis mas que nadie porque lo habéis vivido más intenso que cualquier persona, pero quiero deciros que yo he llegado a sentir lo mismo.
Sonrisas sinceras, cariño, ilusión, sueños, ganas de vivir mas fuerte que nunca… y eso me lo han pegado como nunca nadie había hecho en toda mi vida.
 
Me voy con lagrimas de tristeza, pero con una sonrisa en mi corazón.
Muy pocas personas pueden entender esto de la forma que nosotros lo vivimos.
Por cosas de la vida llegue aquí con la cabecita echa un lio, y mi corazón todavía más, me voy curado, a base de amor, de ver ese espíritu de superación, esas ganas de comerse el mundo que estos niños tienen, esas ganas de ser feliz…. Esas miradas sinceras … es difícil explicar con palabras pero se que a vosotros no tengo que explicaros nada por que me comprendéis mejor que nadie…
 
Va a ser difícil decir adiós…. Muy duro, he empatizado mucho con todo vuestro trabajo, vuestro entusiasmo en sacar esto adelante.. y a partir de hoy teneis aquí a una personita mas dispuesto a ayudar en todo lo que sea posible…. Y si todo va bien muy pronto volveré a ser voluntario de Nepal Sonríe.
 
Enhorabuena por todo vuestro trabajo, sois admirables, compaginar vuestra vida, vuestros problemas, vuestras inquietudes con todo esto, por compartir vuestra vida con 25 pequeñas vidas, por sacrificaros tantísimo, a cambio muchas veces de muy poco…. Bravo! Me quito el sombrero chicos…. Yo sigo mi camino a partir del martes… no se a donde, no se como, pero en busca de la felicidad! Y cada vez que no me acuerde de ser feliz solo tendre que pensar en este mágico lugar…. (…)
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
Volver arriba