Skip to content

¿Has probado los deliciosos momos en Nepal? ¿Y en algún restaurante napalí o hindú? Te queremos animar a que lo hagas con tus propias manos. Es muy sencillo!!! Te animas y nos comentas que tal te han salido…

MASA

Harina de trigo 200 gm

Agua (se va añadiendo poco a poco hasta que la masa quede consistente sin estar pegajosa, aproximadamente 1 taza)
1 pizca de sal

  1. Haz una masa mezclando el agua y el harina
  2. Amásala adecuadamente hasta que se quede suave y elástica. Ten en cuenta que cuanto más tiempo estés amasándola, mejor quedarán
  3. Déjala reposar entre ½ hora y una hora
  4. Estira la masa y con un vaso, ve marcando las plantillas, que luego rellenaremos, y resérvalas.

RELLENO

Descárgate e imprime nuestra receta
Descárgate e imprime nuestra receta

1 taza de vegetales picados muy finos (espinacas, champiñones, zanahoria…)

1/2 patata cocida y machacada con un tenedor
1/2 cebolla picada (se puede hacer mitad y mitad de diferentes tipos de cebolla)
2 dientes de ajo
Jengibre muy picado (media cucharadita)
2 cucharadas de cilantro fresco picado

1/2 cucharada de cada una de estas especias:

  • comino molido
  • chile en polvo
  • pimienta blanca
  • curry (opcional)
  • cúrcuma
  • garam masala (opcional)

1 cucharada de aceite

2 cucharadas de salsa de soja

Sal

Lo primero que debemos hacer es blanquear las verduras. Para ello ponemos agua a hervir e introducimos las verduras cuando entre en ebullición. Desde el momento que vuelva a empezar a hervir, contamos, las sacamos del recipiente y las dejamos enfriar.

Mientras, cocemos la patata para luego machacarla hasta dejarla hecha puré.

Una vez que las verduras han enfriado, las cortamos en trocitos. Por otro lado, sofreímos la cebolla y una vez dorada añadimos el ajo y el jengibre.
Mezclamos todo en un bol con la mano, amasamos y añadimos las especias.

Una vez que tenemos lista la mezcla, solo debemos ir rellenando las plantillas que teníamos reservadas.

Recuerda no echar demasiado, sino se romperán al cocerlas.

Cierra la plantilla con un tenedor, dándole la forma que quieras, aunque los clásicos momos emulan ser pequeños sacos.

Por último, una vez los tengas, puedes hacer los momos al vapor, fritos o mitad y mitad, como más te gusten.

Recuerda que si lo acompañas de una salsa picante, estarás como en Nepal!

Volver arriba
Share This